Diseño estructural del empaque - imagem de destaque

Diseño estructural del empaque



La verdadera diferenciación del producto.



Cuando llega el momento de pensar en el empaque, definir la tipología que esta tendrá debería ser el primer paso en la toma de decisiones de marketing de una empresa. La tipología determina que tipo de empaque será el más adecuado para embalar el producto, sea un frasco de vidrio, una botella PET, un pouch flexible, una hoja de papel, una lata, una caja de cartón, etc. Y aqui el diseño estructural del empaque es inescapable.

Cuál es la mejor solución?

Esto va a depender de diversos factores. Según investigaciones de mercado de Perception Research Services, lo que los consumidores más recuerdan sobre los empaques es en primer lugar el color y en segundo lugar la forma. Ya el estilo de la marca del producto aparece en tercera posición en la memoria del consumidor.

Por lo tanto, al definir el diseño estructural del empaque estaremos definiendo su forma (el shape del empaque), el segundo aspecto en el recuerdo consumidor. Piense en la Coca Cola, Nescafé, jabón Ariel o el perfume Chanel No5. Perciba como enseguida nos llegan las imágenes de los empaques a nuestra cabeza antes que cualquier otro recuerdo.

Será que podemos fabricar uma empaque con cualquier forma que nos venga a la mente, apenas para marcar presencia en la memoria del consumidor?

Para responder a esta pregunta precisamos conocer profundamente los siguientes aspectos: Tenemos que pensar, en primero lugar, en el producto a ser envasado. Lo que es, que características posée, que cantidad queremos vender por empaque, cuáles son las normas y regulamentaciones que deben ser respetadas, entre otros detalles.

Es un alimento, una bebida, un cosmético en gel? Es un polvo, un producto electrónico, un producto médico o un juguete? Conocer bien el producto es el primero paso para definir excelentes soluciones de diseño estructural de empaque.

En segundo lugar debemos pensar en el consumidor. Para quién el producto es dirigido? Cuál es su target? Cuál faja etaria tiene nuestro público? Si es para niños, pero los padres van a decidir la compra, si es para ancianos, para hombres o para mujeres, etc. Cuáles significados debemos transmitir en el empaque? Qué tipo de detalles ergonómicos son necesarios?

En tercer lugar debemos conocer el proceso de envasado del producto, ya que los equipamientos disponibles pueden restringirnos en relación a las dimensiones del empaque o otras características importantes a la hora de proyectar. Por ejemplo: si los empaques son botellas que van a necesitar andar por una línea de envasado - a veces apoyadas en cintas, otras veces agarradas por el cuello - la forma de estas botellas tendrá que encajarse en los dispositivos.

Otros factores muy importantes son la cantidad de ventas mensuales estimadas y su costo estimado. Estas dos variables están directamente relacionadas, ya que en muchas situaciones el aumento de la producción de empaques disminuye su costo unitario. Existen también costos fijos iniciales, como por ejemplo matrices, troqueles, clichés, etc, que deben ser diluidos entre el total de los empaques que serán produzidos.

Más allá de estos factores es importante pensar también en la sustentabilidad, o sea, elegir soluciones más ecológicas para disminuir el impacto ambiental.

De esta forma vamos a poder definir las mejores soluciones para cada tipo de empaque, así como proyectar funcionalidades adicionales relacionadas a la abertura, al cierre y a la facilidad de manipulación.

Conociendo y dominando todos estos aspectos podemos ir más allá, creando detalles innovadores que transforman al empaque en un producto también funcional después de su uso primario. Podemos, por ejemplo, transformarlo en un juguete, en un porta cachivaches o en cualquier otro objeto utilizable.

Buen diseño estructural del empaque.

Por lo tanto, el buen diseño estructural del empaque es una herramienta poderosa para proyectar empaques exitosos. Los empaques proyectados adecuada y creativamente van a proteger y conservar el producto, más allá de transportarlo correctamente.

Pero las ventajas no paran por ahí. Un buen empaque significa el inicio de un buen relacionamiento con el consumidor, por la facilidad de abertura y cierre.

Por todas estas razones debemos ser muy cuidadosos en cuanto a la forma que el empaque final va a tener, pues es justamente esta forma que quedará grabada por muchos años en la mente del consumidor.

Gabriel Inler


AGREGUE VALOR A SUA MARCA, SERVIÇOS E PRODUTOS.
CLIQUE AQUI E FALE COM A GENTE.